¿Cuál es el mejor jabón de afeitar?

¡Una gran cuestión! ¿Cómo valorarlo? ¿Cómo podríamos definir el mejor jabón de afeitar del mundo? ¿Qué características tiene el jabón de afeitar perfecto? ¿Cuál eligen los veteranos del afeitado?

La respuesta nunca es única: depende de muchas cosas. De ti, de tu barba y tipo de piel. También del tipo de brocha de afeitar que vayas a emplear. Y hasta del tiempo que quieras dedicarle al afeitado.

Así que, ¿qué tal si buscamos los mejores jabones de afeitar en cada categoría?


    ¿Jabón o crema de afeitar?

    Ésta es la primera cuestión a dilucidar. ¿Eres de jabones o de cremas? ¿Cuáles son las diferencias?

    ¿Jabón de afeitar o crema de afeitar?
    • La solidez: la textura es diferente, el jabón es más sólido y compacto que la crema, que tiene más agua en su fórmula y por tanto es más voluble.
    • El control: espumar un jabón de afeitar te proporciona un control total de la espuma que consigues. Según tu velocidad, tu fuerza y el tiempo que le dediques, podrás crear exactamente el tipo de espuma que buscas para tu afeitado, así como su espesor y volumen. El lado malo es que, si recién entras en el mundo del afeitado tradicional, te puede llevar un tiempo aprender la técnica y conseguir la espuma perfecta.
    • La duración: debido a su bajo contenido en agua y su prensado, el jabón de afeitar dura más tiempo que la crema de afeitar, y por tanto es más eficaz y rentable.
    • La frescura y la suavidad: la espuma del jabón proporciona una experiencia de afeitado distinta, que podemos considerar netamente superior a la de la crema de rasurar. El jabón de afeitar es más fresco, y el deslizar de la cuchilla es mucho más suave (por eso es óptimo el jabón para afeitar con navaja).
    • El tiempo: el jabón requiere su tiempo y su arte. La crema es más rápida. Si lo tuyo son los afeitados exprés, eres un hombre de crema de afeitar.

    Vistas estas consideraciones generales, ¡veamos los diferentes tipos de jabones de afeitar!

    Tipos de jabones de afeitar

    Jabones de afeitar en pastilla y de triple prensado

    ¿Qué las pastillas duras de jabón están pasadas de moda? ¡Pues han vuelto! El jabón de triple prensado es el más sofisticado del mercado, la opción para los verdaderos amantes del afeitado tradicional.

    Se trata de un jabón de grano muy fino, homogéneo, que no conserva apenas agua, ni “babea”. Su gran concentración implica que con una pequeña cantidad en el bol 

    Conseguirás muchísima espuma. ¡Te durará mucho más que cualquier otro! Y sin agobios, porque puede conservar sus propiedades sin enranciarse durante décadas.

    Además, la espuma que produce es diferente, como una crema de buena densidad, que conserva perfectamente la humedad una vez has montado la espuma. Para ello, es recomendable utilizar brochas más rígidas y duras, que puedan “rascar” el jabón, así que una Pure Badger o una brocha de Cerda serían buenas opciones.

    ¿Interesado en probarlo? ¡Imagínate la experiencia descrita con los sugerentes aromas a maderas y especias del jabón Truefitt & Hill Apsley, que viene ya con su bol!

    Jabones de afeitar en barra o stick

    Los jabones de afeitar en barra son un formato realmente interesante de los tradicionales jabones de afeitar.

    Los mejores jabones de afeitar en barra o stick son también de triple prensado, y en general todos ellos tienen una consistencia sólida, con poca agua en su composición, para una larga duración y un aprovechamiento óptimo del material al espumar.

    Puedes utilizarlos de dos formas:

    • Frotando sobre el stick con una brocha más dura o rígida, hasta hacer el jabón deseado.
    • Humedeciendo la cara y frotando sobre ella directamente la barra de jabón, y luego haciendo la espuma con una brocha más suave. 

    Este tipo de jabón de afeitar es ideal para viajes, ya que su espuma es de gran calidad, puedes ahorrarte el bol, y ocupan poco espacio en el neceser.

    Jabones de afeitar cremosos y jabones de afeitar mórbidos

    En esta nueva categoría encontramos dos tipos de jabón con una consistencia más voluble, pero resultados igualmente excelentes. Un buen ejemplo serían los jabones Phoenix Artisan, que ya han cautivado a miles de hombres en todo el mundo por sus fragancias y su facilidad para espumar.

    Pero entremos en definiciones. Los jabones de afeitar cremosos adquieren esta textura gracias a la glicerina (grasa o aceite) que contienen. Normalmente no están molidos, lo que significa que conservan más agua (además de que, debido a la alineación molecular de la glicerina, a menudo son jabones muy claros).

    Estos jabones con glicerina tienen dos ventajas: 

    • Unas fragancias intensas, que algunos hombres incluso utilizan como perfume inesperado.
    • Un precio económico.

    Aunque esto último, a la larga, deja de ser verdad, ya que se acaban mucho antes que los de triple prensado, y debes comprar más a menudo.

    Lo mismo les ocurre a los jabones de afeitar mórbidos, llamados así porque contienen aún más agua. Son los menos espesos sin llegar a la consistencia de crema, y conseguir espuma es facilísimo con la más suave de las brochas.

    Cremas de afeitar

    Las cremas de afeitar son el extremo opuesto del jabón de triple prensado. Se trata de jabones a los que se ha emulsionado y batido con agua y gas, creando ya una espuma. Al ser tan ligeras, las cremas suelen venir en tubos, y son ideales para espumar directamente sobre la cara.

    En otras palabras: las cremas de afeitar son la opción perfecta para los que buscan afeitados más rápidos (también hay excelente crema de afeitar para piel sensible entre nuestras marcas).

    Geles de afeitar

    Los geles de afeitado son la opción ultra-rápida, que permiten crear espuma sin brocha, directamente sobre la mano. 

    Muchos hombres con barbas bien cuidadas optan por el gel de afeitado ya que a menudo es transparente, y ayuda a definir la línea de la barba a la perfección.

    Espumas de afeitar

    De entre todos los jabones de afeitar y sus diferentes emulsiones, las espumas de afeitar serían la gama inferior, incluso existiendo muy buenas espumas de muy buenas marcas.

    Se trata de jabón preespumado, que se presuriza en latas de aerosol para poder aplicarlo directamente con la mano, sin esfuerzo, sin tiempo que perder. Es muy práctica para viajes, al menos en sus formatos pequeños.

    El lado malo: generan muchos más residuos, se acaban mucho antes, hidratan menos, y la cuchilla se desliza peor.

    Los jabones de afeitar italianos

    La lista proporcionada arriba deja claras dos cosas que no son incompatibles:

    • Que no existe un “mejor jabón”, sino que depende del usuario y del momento, muchos usuarios optan por tener en su baño todos los tipos y elegir uno u otro según el tipo de afeitado que quieren en ese momento.
    • Que, pese a todo, un buen jabón de triple prensado es lo más excelso que puedes esparcir sobre tu piel.

    Pero si vamos a por una experiencia premium de afeitado, hay que echar toda la carne en el asador, y apostar por el clásico de los clásicos: los jabones de afeitar italianos.

    Marcas como Saponificio Varesino, Cella Milano o Proraso llevan décadas aunando la tradición centenaria del mejor jabón de afeitar con los avances del sector, dando lugar a texturas y fragancias inusuales, únicas e inconfundibles.

    ¿Cómo hacer espuma de afeitar con jabón de afeitar?

    Como usar jabón de afeitar puede ser un poco más complejo cuando se trata de pastillas duras, aquí tienes los pasos necesarios:

    1. Humedece el jabón con agua tibia unos minutos antes del afeitado, y déjalo reposar.
    2. Frota la brocha para empaparla de jabón, y en un bol de afeitar ponte a batirlo hasta crear una espuma homogénea. Buscas una textura cremosa, sin burbujas.
    3. Si la espuma te está quedando demasiado espesa, tendrás que añadir un poquito de agua. Pero no lo hagas directamente con el grifo o será demasiada, bastará con mojar la brocha.
    4. Si pese a ello te has pasado y la crema sale acuosa y con burbujas, no pasa nada: empapa la brocha con más jabón y repite el proceso.

    En un par de afeitados, te sentirás un maestro dándole a la muñeca para batir el mejor jabón de afeitar con brocha y crear una fresca y cremosa espuma de afeitar. Y la experiencia de afeitado… en fin, hay que probarlo.

    ¿Cómo usar la crema de afeitar?

    Verás cómo afeitarse con crema de afeitar implica un proceso más rápido y sencillo: basta con humedecer la brocha en agua tibia y poner ella un poco de crema de afeitar. No te pases tampoco: una cantidad del tamaño de un garbanzo es suficiente para emulsionar tanto en bol como directamente sobre la cara.

    Y así es como se usa la crema de afeitar. Ahora ya es cosa tuya elegir la marca: el precio de una crema de afeitar Gilette no es el mismo que el de una crema de afeitar Myrsol o Speick. Tampoco tiene el mismo precio una crema de afeitar artesanal que una industrial, o una crema de afeitar para piel sensible.

    ¿Sabes ya cuál es TU mejor jabón de afeitar? 

    ¡Ahora ya conoces las claves para comprar el jabón de afeitar más adecuado para ti!

    ¿Por qué tipo y qué marca te decantarás? ¿Una crema de afeitar Proraso o un jabón de afeitar La Toja de toda la vida? ¿Un jabón de afeitar en barra que llevarte de viaje, o una crema de afeitar?

    ¡Recuerda que estamos a tu disposición para aconsejarte o seguir resolviendo cualquier duda que tengas sobre el mejor jabón de afeitar para ti!